tendinitis aquilea

La tendinitis aquílea o también llamada tendinitis del talón surge cuando se inflama e hincha el tendón de Aquiles, causando una afección dolorosa. Si no se trata adecuadamente, puede convertirse en un dolor crónico, haciendo que el simple hecho de andar resulte imposible. 

El tendón de Aquiles conecta los dos grandes músculos de la pantorrilla que generan la fuerza que necesitamos para empujar el pie, son los gemelos y el sóleo. Dichos músculos son totalmente necesarios para caminar.

La tendinitis aquílea se da en las personas más jóvenes que realizan más ejercicio o llevan una vida más activa, puede darse en corredores, caminantes, bailarines u otros deportistas, que impliquen el riesgo de correr, saltar o cualquier movimiento que ejerza mucha tensión sobre el tendón de Aquiles. Las causas más probables son:

- Después de realizar una actividad en gran cantidad o intensidad.

- Cuando los músculos de la pantorrilla no están estirados y, por lo tanto, están muy tensos.

- Correr en superficies duras o con mucha frecuencia.

- Saltar mucho (por ejemplo, en baloncesto).

- No usar un calzado apropiado para el soporte del pie.

- El pie se voltea hacia dentro o hacia fuera repentinamente.

Los síntomas se perciben fácilmente ya que incluye un dolor intenso en el talón o a lo largo del tendón al caminar o correr, la zona está más afectada y rígida por la mañana, o cuando te levantas. El área estará hinchada y caliente, dolerá al tacto o movimiento.

Hay múltiples soluciones para la tendinitis, como la fisioterapia, los cambios en la actividad (disminuir el ejercicio que provoca el dolor), cambios en el calzado o antinflamatorios no esteroides (NSAID) como el ibuprofeno, que puede ayudar a aliviar el dolor o la hinchazón. La vitamina C o algunos alimentos también ayudan a sanar los ligamentos o tendones, como el pescado, las nueces o los productos coloridos. Estec-C Plus puede ser una gran ayuda por su aporte de Vitamina C a los huesos, cartílagos y tendones de nuestro cuerpo, ya que esta vitamina es esencial para la síntesis de colágeno y los glicosaminoglicanos.

¡No dejes que el dolor acabe con tu actividad física, pon remedios o solución!