Se trata de una enfermedad de la piel que se caracteriza por causar manchas blancas en distintas partes del cuerpo. Afecta por igual a hombres y a mujeres, sobre todo a partir de los 40 años. Ocurre cuando los melanocitos, que son las células que producen el color o el pigmento de la piel, se destruyen. El vitíligo también puede afectar los ojos y las membranas mucosas. 

Aunque la causa exacta de la enfermedad se desconoce, estudios han afirmado que podría tratarse de una enfermedad autoinmunitaria, pero tampoco se descarta que sea una enfermedad genética. Con el vitíligo, el sistema inmunitario puede destruir los melanocitos de la piel. 

Algunos investigadores piensan que los melanocitos se destruyen a sí mismos. Otros opinan que un factor determinado, tal como una quemadura o estrés emocional, puede causar el vitíligo.

En cuanto a sus síntomas, a parte de las manchas blancas en la piel, que son más comunes en las áreas que están expuestas al sol, también destacamos canas prematuras y pérdida de color dentro de la boca.

Para tratar esta enfermedad, primero hay que analizar la cantidad de manchas blancas y cuánto se han extendido. Existe el tratamiento médico, quirúrgico y otros. La mayoría se enfocan a restaurar el color a las manchas blancas.

Los tratamientos médicos más comunes incluyen:

  • Medicamentos (tales como las cremas con esteroides) que se aplican directamente sobre la piel
  • Medicamentos que se toman por la boca
  • Un tratamiento que incluye medicamentos y rayos ultravioleta A (Terapia PUVA)
  • Remover el color o pigmento de otras áreas de la piel para que se asemejen a las manchas blancas

Los tratamientos quirúrgicos incluyen:

  • Injertos de piel tomados del propio tejido del paciente. El médico extrae la piel de un área del cuerpo y la trasplanta a otra área. A veces esto se hace con personas que tienen pequeñas manchas de vitíligo
  • Tatuajes en pequeñas áreas de la piel