La lactancia proporciona a tu bebé un tipo de alimentación que ha sido producida por tu cuerpo pura y exclusivamente para él. La leche de inicio es portadora de todos los nutrientes, proteínas, azúcar, grasas y vitaminas que son necesarios para el bebé hasta los 6 meses. Éstos le ayudan a crecer y desarrollarse óptimamente.

Entre los beneficios que brinda la leche materna al bebé, encontramos los anticuerpos que ayudan a fortalecer su sistema inmunológico. Esto reduce las posibilidades de que el bebé pueda contraer algún tipo de infección de oído, respiratoria, urinaria o gastrointestinal. Así mismo, también reduce las posibilidades de muerte súbita y de que el bebé desarrolle algún tipo de alergia. 

Además, la leche de inicio es el alimento más fácilmente asimilado por su sistema corporal inmaduro, por lo que le produce menos gases y malestares que otro alimento.

Otra de las ventajas de la leche de inicio son los ácidos grasos que contiene, que ayudan al desarrollo del cerebro del bebé. Del mismo modo, la leche producida por una mamá de un bebé prematuro es diferente a la de un bebé nacido en término. Por eso dedicaremos este post a presentarte Nidina 1 Premium, una leche de inicio líquida para lactantes que desde el primer día alimenta al bebé complementando o reemplazando la leche materna.

Con Nidina 1 Premium estás eligiendo un producto especialmente indicado para la primera etapa de crecimiento del bebé, y es la mejor opción para garantizar una correcta alimentación con todo el aporte nutricional que necesitan tus hijos. Además, no solo favoreces la alimentación del bebé, también lo ayudas a relajarse en momentos que le pueden producir ansiedad como los cambios en su rutina.