Es importante mantener una buena higiene facial ya que en nuestro rostro se acumulan grasas, suciedad y otros residuos que están en el ambiente. Si a todo eso le sumamos el maquillaje que llevamos, corremos el riesgo de adquirir infecciones en la dermis del cutis.

La principal razón por la cual debemos desmaquillarnos, es para prevenir que nuestra piel envejezca antes de tiempo. Si no realizamos este proceso después de utilizar productos cosméticos, los restos de maquillaje en nuestra piel pueden ser perjudiciales. 

El mejor momento para hacerlo antes de dormir, para quedar libre de grasa y suciedad, además de desbloquear los poros.

Mucha gente se desmaquilla con agua y jabón, pensando que es ¨natural¨ y, por tanto, mejor para nuestra piel. A veces no basta lavar el rostro con jabón y agua. Para realmente remover las impurezas que se acumulan en el día son necesarios otros productos, como el desmaquillante, que removerá de forma más completa los residuos que el lavado común no retira totalmente.

Un estudio hecho por el "Daily Mail" reveló que el 30% de las mujeres no se desmaquilla antes de dormir. La conclusión que sacaron fue que el exceso de cosméticos en la piel durante la noche puede causar manchas, dejar la piel seca y las pestañas quebradizas.

En el mercado hay muchos tipos de desmaquillantes que son diferentes entre sí en cuanto a formato como en textura. Las presentaciones en crema, gel y espuma, son las más recomendadas para quitar residuos superficiales en la piel. Desde Farmacia Ana Llusar te recomendamos SENSYSER CLEANSER, un desmaquillante que, con su nueva fórmula, limpia, calma y repara la piel, además de secuestrar las impurezas lipo e hidrosolubles.