El hierro es un componente esencial para el buen funcionamiento de nuestro metabolismo. Forma parte de varias proteínas y enzimas, además de estar involucrado en el transporte de oxígeno, de la regularización del crecimiento y la diferenciación celular.

Uno de los papeles fundamentales del hierro es formar la hemoglobina, la proteína de los glóbulos rojos. A falta de hierro las células no se regeneran  y comienzan a morir.

Por tanto la falta de hierro provoca serios problemas en nuestro metabolismo. Esta circunstancia se da cuando una persona tiene el balance negativo entre el hierro que consume y el que pierde. Según la OMS es una deficiencia bastante común que afecta al 24,8% de la población.

Los síntomas que podríamos sufrir y con ellos detectar nuestra falta de hierro es la fatiga, disminución de la inmunidad o anemia, causada por esta deficiencia, y puede convertirse en un problema grave si no se trata.

El disponer de mayor o menor cantidad de hierro en sangre depende no sólo de la ingesta, sino también del ejercicio y del descanso. Aunque si existe este déficit deberemos ingerir alimentos sólidos saludables ricos en hierro, además de buscar el tiempo adecuado en el que nuestro metabolismo los absorba mejor.

A continuación os damos algunas recomendaciones para evitar la carencia de hierro:

  • Evitar donaciones de sangre: si se poseen niveles bajos de hierro no es recomendable donar.
  • Si se realiza deporte, que sean sesiones de baja intensidad.
  • Hay que seleccionar alimentos ricos en hierro como por ejemplo las almejas, cereales integrales, legumbres, vegetales verdes y carnes.
  • Consumir en pocas cantidades alimentos que dificulten la absorción del hierro como por ejemplo el té o el café.
  • Al contrario hay otros alimentos que ayudan a la absorción y por tanto deberíamos consumir más, como por ejemplo las lentejas, patatas cocidas o fruta.

En definitiva, debemos controlar nuestros niveles de hierro, ya que de esos niveles depende nuestro rendimiento y bienestar. Porque no sólo es malo tener poco hierro sino que también tener niveles altos puede ser perjudicial para nuestra salud.