Diez reglas para una higiene facial de diez

La higiene facial es esencial para cuidar nuestro rostro, eso ya lo sabes. Lo que a lo mejor no tienes tan claro son las normas que debes seguir para una correcta higiene facial:

 

  • La higiene facial nocturna es importante para retirar los excesos de maquillaje y polución, mientras que la limpieza matutina elimina el exceso de grasa acumulado por la noche.
  • Al aplicar el limpiador insiste en los extremos del rostro. Retíralo de forma delicada con una esponja o disco de algodón.
  • Utiliza agua tibia para la higiene facial porque el agua caliente deshidrata y elimina los lípidos naturales. Si te atreves con el agua fría mejorarás la circulación de la sangre.
  • Tus dedos son la mejor herramienta de limpieza facial pero si te gusta utilizar esponjas o paños asegúrate antes de que están limpios y son suaves.
  • Si vas a utilizar las manos, lávatelas bien. Puedes ponerte una cinta en la cabeza para apartar el pelo de la cara.
  • Masajea con agua tibia la cara y el cuello para estimular el sistema linfático, mejorar la circulación y la oxigenación de la piel.
  • Cuando apliques el limpiador hazlo con movimientos circulares y hacia arriba en la cara y cuello. Aplica unos golpecitos para destensar la superficie de la piel y eliminar las células muertas.
  • Retira el limpiador con abundante agua tibia, especialmente por la zona del cuello y donde empieza el cuero cabelludo.
  • Sécate con una toalla suave, no frotes demasiado y evita utilizar la talla que has usado para secar el pelo o el cuerpo ya que pueden conservar restos de suciedad.
  • Al finalizar, aplica crema hidratante para sellar la humedad de la superficie.

En Farmacia Ana Llusar encontrarás todos los productos esenciales para una higiene fácil de diez.