Tras los excesos de la Navidad, muchos nos proponemos hacer ejercicio y mejorar nuestros hábitos alimenticios en el nuevo año. Durante el mes de enero, aumentan las inscripciones en los gimnasios. Sin embargo, este entusiasmo se evapora rapidamente y el propósito de hacer ejercicio lo dejamos hasta el próximo año.

 Te proponemos 8 consejos para que no fracases en tu deseo:

  • Motívate: Busca actividades o clases que te gusten, como baile, Zumba, pilates, crossfit, correr... En los gimnasios y fuera de ellos existe una gran oferta de actividades, apúntate a la que verdaderamente te motive. ¡Atrévete a probar cosas nuevas! 
  • No quieras ser un profesional: La clave para no abandonar es empezar poco a poco, fijándote objetivos pequeños que te ayuden a cambiar tus hábitos de vida. No quieras ser en una deportista de élite nada más empezar, recuerda que el cuerpo necesita un tiempo de adaptación.
  • Ten paciencia: Las cosas de palacio van despacio, los resultados tardan en verse, pero si se trabaja bien y a conciencia, en dos meses ya empezaras a notar cambios en tu resistencia y en tu cuerpo.
  • Aliméntate bien: No comas menos ni más de lo que necesitas. Debes compensar el gasto calórico con una nutrición equilibrada comiendo de todo. Una dieta estricta para adelgar puede causarte graves problemas de salud.
  • Ponte objetivos que puedas superar: Ponte metas y poco a poco, aumenta la intensidad y el tiempo en los ejercicios. Cuando ya lleves un tiempo, te recomendamos que te apuntes a alguna carrera. Una vez superada, verás tu evolución y querrás asumir un nuevo desafío. No te estanques en la rutina.
  • Busca buena compañía: Si eres de los que tener un compañero te empujará a cumplir, tanto si sales a correr como si vas al gimnasio, no lo dudes y convence a alguien para que vaya contigo.
  • Siempre es mejor con música: Crea una lista con las canciones que más te animan y llévalas en tu móvil, mp3 o ipod. Estas melodías harán más corto y entretenido el entrenamiento.
  • Descansa: Dormir bien y las horas necesarias es muy importante para rendir bien cuando haces ejercicio. El descanso es necesario para que tu cuerpo se recupere del estrés al que ha sido sometido.