Todas hemos soñado con tener un pelo perfecto alguna vez, pero ¿realmente lo cuidamos lo suficiente como para que pueda lucir así? La respuesta la tienes en los utensilios que utilizas para tratar tu cabello, pero no sólo incide ese factor, sino cómo lo usas y qué estilo de vida llevas.

El primer paso es utilizar los productos correctos a la hora de lavarnos el cuero cabelludo. Estos productos deben ser nutritivos, con compuestos activos, reestructuradores y protectores del calor y los agentes externos. Todas estas condiciones se dan en los productos de la línea de Okara Rene Furter.

Una vez tengamos los materiales idóneos para dar pie al segundo paso, debemos tener en cuenta que para comenzar con un bote de champú o mascarilla, debemos de terminar el último bote. Tener mucho tiempo un producto en general abierto sin usar no es bueno y menos todavía si pretendes usarlo tras varios meses, así que si no quieres tirarlos debes utilizarlos primero.

El segundo paso es mojar el cabello con agua bastante caliente para que se abran los folículos del cuero cabelludo, una vez tengamos todo el pelo mojado por completo, ya podemos lavarlo con el champú. También hay una técnica muy eficaz para dar brillo a la melena y conseguir que crezca un poco más de lo normal. Para conseguirlo debemos abrir las palmas de las manos y colocar las yemas de los dedos de manera que podamos dar suaves círculos alrededor de nuestra cabeza.

Una vez hayamos completado este proceso, podemos enjuagarnos el cabello. Lo ideal es que el agua vuelva a estar bastante caliente, ya que así también se eliminan antes el champú y la grasa. Cuando hayamos retirado por completo el champú, es el momento de poner la mascarilla de medios a puntas y, tras dejarla actuar 25 minutos aproximadamente, repetimos el mismo proceso para retirarla.

Con el pelo húmedo y antes de secarlo, podemos aplicar serum de medios a puntas. Para secar el cabello lo ideal es dejar que lo haga con el aire natural, pero en ocasiones no tenemos tiempo o hace demasiado frío, así que lo que debemos hacer es secarnos la parte del cuero cabelludo con la menor potencia posible y dejar que las puntas se sequen solas con el aire natural.

Para conseguir un resultado óptimo, lo ideal es utilizar la gama de productos de Okara Rene Furter, que están diseñados para dar el mejor resultado tras realizar este proceso.