leche para bebés

A la hora de elegir una buena leche para bebés es muy importante tener en cuenta algunos aspectos. Hoy te vamos a hablar de aquello que debes saber antes de elegir una leche para bebés u otra.

Lo primero es saber para qué edad es adecuada cada leche. Las leches infantiles se consideran alimentos destinados a lactantes y a niños de corta edad. Lo primero, ¿qué diferencia hay? Cuando se habla de lactantes se refiere a niños menores de 12 meses, mientras que niños de corta edad, de 1 a 3 años.

Por lo tanto, encontramos tres tipos de leches dependiendo de la edad: 

  • Leche para lactantes, una leche perfecta para los bebés menores de 6 meses. Un ejemplo es Nidina 1 Premium de Nestlé.
  • Leche de continuación, pensada para lactantes de más de  6  meses que acaban de empezar su diversificación alimenticia. En este caso, Nidina 2 Premium de Nestlé sería un claro ejemplo.
  • Por último, leche de crecimiento, a partir de los 12 meses hasta los 3 años. Un ejemplo sería Nutribén Crecimiento.

También debes diferenciar si la leche es complementaria a la lactancia materna, en este caso las leches Nidina de Nestlé son las más adecuadas, ya que contienen las proteínas adecuadas similares a las de la cantidad de la leche materna, ayudando al bebé a desarrollarse sin sobrecargar su organismo.

En el caso de que el bebé no haya tomado el pecho, se recomiendan leches que refuercen sus defensas naturales ya que los bebés no nacen con todas las defensas inmunitarias, las cuales se van obteniendo de la leche materna. Para sustituir esto, Nan de Nestlé sería  una leche perfecta, ya que está enriquecida con aquellos elementos que aporta la leche materna.

En este caso, encontramos tres leches perfectas de Nestlé para cada etapa. Para los lactantes hasta los seis meses, Nan 1 Expert. Como leche de continuación de los 6 hasta los 12 meses, Nan 2 Expert, que contiene un probiótico (L.Reuteri) naturalmente presente en la leche materna. Para finalizar, Nan 3 Expert, una leche de crecimiento apta para mayores de 1 año, con L. Reuteri, muy eficaz en la reducción del llanto y los cólicos en los niños.

También podemos encontrar otras leches más específicas, como Nutribén Sin Lactosa 2, una leche de continuación perfecta para los casos de intolerancia congénita o transitoria a la lactosa.

La leche para bebés es muy importante para el desarrollo de los niños desde su nacimiento. Hay que tener en cuenta que la leche materna siempre suele ser la más apropiada, pero que puede ser complementada con este tipo de leches. Por otro lado, la leche de vaca no es nada apropiada para los bebés, ya que es muy pobre en hierro y en ácidos grasos esenciales y demasiado rica en proteínas.

Recuerda que siempre debes consultar con tu pediatra cuál sería la leche más adecuada para tu bebé, aunque esperemos que te haya ayudado a orientarte más entre los distintos tipos de leche para bebés.