alimentación para diabéticos

La alimentación para diabéticos es clave para poder sobrellevar la enfermedad y conseguir una buena salud, sin correr riesgos con el azúcar.

La Asociación Americana de la Diabetes realizó recientemente un listado con los 10 mejores alimentos para incluir en la alimentación para diabéticos, por ello, hoy te vamos a hablar de ellos.

Las bayas como los arándanos, las fresas, las frambuesas y las moras, están cargadas de antioxidantes, vitamina C, potasio y fibra.  Estos componentes bloquean los daños causados por los radicales libres, responsables del envejecimiento y enfermedades como el cáncer, la cardiopatía y la artritis, ya que ayudan a reducir los daños de químicos y contaminantes del entorno.

Las frutas cítricas como las naranjas, limas y limones tienen mucha fibra soluble y vitamina C. Son perfectas para controlar la diabetes. La fibra soluble ayuda a nivelar la glucosa en sangre y la presión sanguínea, además te ofrece sensación de saciedad.  La vitamina C ayuda al crecimiento y a la reparación de los tejidos del cuerpo, además es hidrosoluble, por lo que el exceso se elimina fácilmente con la orina.

Las verduras de hoja verde oscuro como espinacas, coles verdes, coles rizadas o berzas tienen un contenido muy bajo de calorías y carbohidratos.  Las espinacas, por ejemplo, tienen una gran cantidad de nutrientes, como la vitamina A, B2, B6, C, E y K, además de minerales como el hierro, calcio, sodio, fósforo, magnesio y potasio, para fortalecer la sangre y los huesos.

Los pescados ricos en ácidos grasos omega 3 también se deben incluir en la alimentación para diabéticos, como el salmón, el atún, la sardina, la trucha, la anchoa y el hígado de bacalao. Se ha demostrado que los ácidos grasos omega 3 ayudan a disminuir el riesgo de padecer diabetes tipo 2, y en caso de sufrirla, a reducir la presión arterial, los niveles de triglicéridos y las enfermedades coronarias.

Los lácteos bajos en grasa, ya que además de contener calcio para mejorar los huesos y dientes, también suelen estar reforzadas con vitamina D que ayuda a mejorar la absorción del calcio. Esta vitamina D se ha demostrado que ayuda a mejorar los niveles de hemoglobina A1C y que aumenta el funcionamiento de las células productoras de insulina.

Los tomates, aunque son servidos generalmente junto con otras verduras, son muy ricos en vitamina A y C, muy importantes para que los diabéticos sanen mejor sus heridas. Además la vitamina A ayuda a mejorar la vista y a prevenir trastornos tales como cataratas.

Las nueces, tanto tostadas como al natural, ayudan a controlar los niveles de glucosa y lípidos en la sangre.

La batata es un sustituto perfecto de la patata tradicional, ya que contiene un índice glicémico menor, además es un tubérculo rico en hidratos de carbono, con un alto valor energético, además de fibra, potasio y vitamina A.

Las judías y alubias tienen un alto contenido en fibra, proteínas, magnesio y potasio.  Por sí solas no son proteínas completas, pero combinándolas con otros tipos de granos pueden ser una comida completa.

Por último, los granos integrales como germen de trigo y el salvado que se puede encontrar en los granos sin refinar tienen un alto contenido de magnesio, cromo, ácidos grasos omega 3 y ácido fólico. Utilizar estos granos integrales en lugar de los blancos o refinados puede ayudar a tu metabolismo, así como a prevenir la diabetes.

En Farmacia Ana Llusar nos preocupamos por tu salud y la alimentación es clave, por ello, además de conocer cómo mejorar la alimentación para diabéticos, también podrás encontrar alimentación ortomolecular, alimentos ricos en grasas o los beneficios de la alcachofa.