La Blemish Balm, Blemish Base o Beblesh Balm (BB Cream) fue creada en Alemania por el Dr.Christine Schrammek para proteger, suavizar y refinar las pieles muy sensibles a la vez que proporcionaba una cobertura ligera para las cicatrices post-láser, el acné y otros defectos. Con el tiempo, las compañías de cosmética coreanas se dieron cuenta del potencial que tenía este producto y adaptaron la tecnología creando nuevas fórmulas y poniéndolas al servicio del público en general.

La principal función de la BB Cream es calmar, sanar y esconder las pieles rojas, marcadas o irritadas, a la vez que da un toque de color a la piel. Es una fórmula que actualmente está muy de moda porque ayuda a proteger la piel del sol y regenera la piel mientras actúa como base de maquillaje. Es uno de los cosméticos más comprados por las mujeres.

Las BB Cream vienen en una gran variedad de formulaciones y cualidades, dependiendo de las características de cada persona, algunas aclaran el tono de piel y aportan luminosidad, otras tienen componentes antiacné o antiarrugas, y otros hacen desaparecer las cicatrices y manchas, todas con una cobertura perfecta y natural que hidrata la piel y no obstruye los poros.

Por otro lado, al tener una textura más fina que la de una base de maquillaje normal, el acabado es mucho más natural y el impacto contra la piel mucho menor. Además, como antes comentábamos, tienen diferentes componentes como antiarrugas, antiacné y normalmente suelen llevar protección solar.