Llega el verano y es el momento de sacar nuestros conjuntos más frescos que durante meses han estado guardados. Empezamos a preocuparnos por nuestra figura y por estar morenos y bien hidratados.  Pero, ¿y nuestros pies? En ocasiones no le damos la importancia que se merecen.Suelen ser los grandes olvidados y también es importante presumir de unos pies bonitos

Pasamos todo el día sobre ellos, por lo que es normal que aparezcan grietas y durezas que en verano nos fastidian. Con la sequedad y el calzado abierto, las durezas pueden convertirse en nuestro mayor enemigo. Como sabemos, unos pies mal cuidados son desagradables y pueden provocar problemas que hasta pueden impedirnos andar bien.

Lo mejor, para poder olvidarte de los pies secos o agrietados y puedas lucir unos tacones y sandalias sin problemas, es cuidar e hidratarlos como lo haces con las manos, cuerpo y cara.

Con estos tres pasos conseguirás unos pies hidratados. ¡Ponlos en práctica! 

  • Podemos empezar por eliminar las células muertas con una piedra pómez. Este procedimiento es mejor realizarlo en seco.
  • A continuación podemos dejar nuestros pies en remojo en agua tibia con jabón durante aproximadamente quince minutos. Puedes utilizar si lo deseas, medio vaso de vinagre o zumo de limón, en lugar de jabón.
  • Por último y muy importante, aplica una buena capa de crema hidratante. 

Desde Farmacia Ana Llusar queremos recomendarte NEUTROGENA PIES CREMA ULTRAHIDRATANTE, una crema que alivia inmediatamente incluso las pieles más secas y estropeadas.